A mi abuela (1-0)

A mi abuela, que vivió una posguerra y la peor de las épocas de represión. A ella, que la educaron en la creencia de que el silencio y la sumisión eran la única forma de supervivencia. Que le aseguraron que la lucha por los ideales y la rebelión contra un estado opresor, desembocaba en la muerte.

A ella, que le han vendido la omnipotencia del gobierno frente al pueblo, viene recogida en la letra pequeña del el contrato que firmamos, al nacer, para con la democracia. Que piensa que la libre expresión y la libre elección, son solo derechos fundamentales de los ciudadanos, si los mandatarios de turno lo avalan.

A ella, que no sabe que este este proceso defendido por más de siete millones de personas, no se puede frenar. Que no pueden deslegitimizar el sentimiento y el movimiento de un pueblo que defiende su derecho a decidir. A ella, que ve más fácil acallar todas esas bocas, poner trabas a esas piernas que dan pasos de gigantes, para que retrocedan; que modificar un libro de “sagrado” cumplimiento -siempre que no entorpezca sus intereses- creado hace casi cuarenta años. 

Que cree que su fuerza podrán puede vencer la razón. A ella, hoy le digo: con el silencio solo gana quién ve en las palabras amenaza.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s